Un siglo flotando en el lago Crater

Un tronco ubicado en el Crater Lake se ha mantenido desde hace más de un siglo flotando de manera vertical. Sí, flotando. Crater Lake es considerado como el lago que mayor profundidad tiene en los Estados Unidos. Este lago se ubica en el estado de Oregón y tiene un enorme atractivo turístico, por toda la fauna y flora que lo rodea. 

La visita por parte de turistas a esta región, les permite disfrutar del aire puro y extensiones abundantes de naturaleza, donde además de diferentes especies puedes ser testigo de amaneceres y atardeceres fascinantes. Pero también, de una de las curiosidades más interesantes de este país. Una de esas curiosidades que hacen historia.

El famoso tronco en cuestión cuenta con una altura de 9 metros. Se trata de un tronco de árbol que se balancea muy poco desde hace unos 120 años. Se estima además, que el tronco puede hacerle frente al peso de una persona sin que por ello logré hundirse. Y es esa una de las curiosidades que rodean a la esencia de este tronco. 

El primer registro que se tiene sobre este tronco, data del año de 1896. Aunque otras personas afirman que es probable que esté en dicha posición desde mucho antes. En el año de 1896, el geólogo Joseph Diller lo identificó y le otorgó el nombre de Old Man of the Lake. 

LEER
Jugando a ser dios; Japón intenta cultivar órganos humanos en animales

Desde entonces, el tronco ha permanecido flotando en la misma posición. De la superficie del agua, el tronco logra destacarse solo 1,2 metros de altura. Aunque bueno, cuando se habla de que permanece en la misma posición de hace referencia a que se mantiene de manera vertical.

Porque de acuerdo al estudio realizado por Joseph Diller, cinco años después de su identificación, el tronco había logrado desplazarse unos 400 metros a través del territorio del lago. En ello por supuesto influiría el mismo movimiento de las aguas de dicho lago, pero por lo mismo es un fenómeno que sigue otorgándole misterio a este tronco. 

¿100 kilómetros de desplazamiento en tres meses?

Décadas más tarde, en el año de 1938 se realizó una segunda prueba donde se descubrió que dicho tronco había estado desplazándose mucho más, debido a los fuertes vientos de la región. Se logró percibir que el tronco era capaz de desplazarse una distancia mínima de 100 kilómetros en un periodo de tres meses. 

En ese sentido los investigadores indicaron que el mismo segmento que sobresale del agua, es decir, los 1.2 metros de altura, le sirvieron como vela de navegación a este tronco. Pero más tarde, y esta es otra de las curiosidades sobre este tronco, se percibió que el tronco era capaz de desplazarse en contra de las mismas fuerzas que ejerce el viento. 

LEER
Hechos históricos desconocidos para el gran público

¿Qué otras curiosidades rodean la existencia de este tronco? Pues se sabe que este podría ser un tronco de cicuta. Las muestras de carbono indican que su edad sería de al menos unos 450 años. La depresión en la que se encuentra el tronco, o más bien, el mismo lago, tiene una profundidad de 655 metros. 

Pudo haber caído en una trampa de raíces y rocas 

Este dato es muy importante para los científicos, teniendo en cuenta además la longitud de 9 metros del tronco. Los investigadores tienen en cuenta otros detalles como lo es la misma historia del lago, que se formó alrededor de unos 7.700 años atrás, cuando el volcán del Monte Mazama se desplomó a causa de una erupción. 

Lo que se teoriza es que el tronco terminó en las aguas de lago al cabo de un deslizamiento de tierra. El tronco debió haber quedado en medio de las raíces y estas raíces habrían determinado los anclajes naturales que condenaron al tronco a permanecer en sentido vertical.

Esta es una tesis viable, pero cuenta con una contradicción. Y es que no existen rocas que hagan presencia en torno al tronco en la actualidad. No existen evidencias que hayan existido rocas que determinaran su constante posición. De hecho puedes estar pensando que tras un periodo en medio de las rocas, el tronco adquirió el “don” de permanecer en dicha posición.

LEER
Ya puedes colaborar con Streetview de Google

Y que dicho “don” se mantuvo aún después de desprenderse de las rocas y las raíces. Esto podría comprobarse si en el interior del tronco existen bolsas de aire que aporten a dicha estabilidad. Pero el problema es que no hay pruebas. Y las mismas leyes de la física parecen no aplicar para la posición en la que se encuentra este objeto flotante.

El tronco ha permanecido entonces 120 años en dicha posición. Y durante ese tiempo, desde la tierra, este objeto ha sido testigo de acontecimientos como el viaje a la luna. Quizá también este allí para cuando el ser humano llegue a Marte. Mientras tanto, el Old Man of the Lake continuará siendo un misterio en la historia natural de los Estados Unidos. 

Comprueba que tu web es 100% funcional con estas herramientas

El vinilo puede sonar mucho mejor: el sistema DBX y los discos cuadrafónicos