Rusia cierra las puertas a apps extranjeras, el software debe ser ruso

El auge de la tecnología en la presente década es tremendo, realmente tremendo. Hoy en día, casi todas las sociedades cuentan con los smartphone y los ordenadores como alternativas para las telecomunicaciones. Pensar una vida al margen de estos equipos resulta un tanto impensable en esta era moderna. 

Y a medida que las tecnologías se van optimizando, también se busca la protección de los datos personales de los usuarios y que estos sistemas sean del todo seguro. Por eso, es normal que los gobiernos del mundo estén atentos al modo en que estás tecnologías pueden colocar en riesgo la seguridad nacional. 

La sanción establecida por Trump al mercado chino de Huawei fue una de las noticias que mayor repercusión tuvo a lo largo de este año. De acuerdo a la administración del presidente americano, el origen de esta sanción y expulsión Huawei del mercado americano, está relacionada precisamente con la seguridad nacional de los Estados Unidos. 

SmartTV, ordenadores, laptop y tablets entran en juego

De la mano a esta noticia, no resulta extraño que ahora el gobierno de Rusia haya decidido que todas las tecnologías móviles que lleguen al país, deben contar de manera exclusiva con software desarrollado por las empresas de software de esta misma nación. O bueno, eso es lo que está promoviendo el presidente Vladimir Putin a través de una reciente legislación.

LEER
SIM swapping: Robos a través de tu tarjeta SIM, descubre cómo evitar caer en ella

Dicha legislación prohíbe que se comercialicen dispositivos inteligentes que tengan preinstalados software desarrollados en otro país distinto a Rusia. Esto implicaría por supuesto que aplicaciones y plataformas como Netflix, Google o Apple. La prohibición no se extiende solo a los smartphone y tablets, sino también para los ordenadores y los SmartTv.

Todo producto que opere con software y éste mismo sea de un origen distinto al país, tendrá que sufrir el proceso de desinstalación de dichos programas extranjeros. De acuerdo a la legislación, ésta empezará a regir a partir de junio del año 2020. Así que en un periodo inferior a seis meses, todos los sistemas digitales de Rusia deben contar con software desarrollado en el territorio nacional. 

¿Tiene que ver seriamente con el espionaje?

En una primera instancia se puede pensar que esta decisión tomada por el presidente Vladimir Putin, tiene que ver con una estrategia para mantenerse al margen del espionaje. En parte sí se puede admitir eso. Aunque por lo pronto, las entidades de gobierno justifican (algo que es comprensible) que dicha legislación busca que exista una mayor promoción de las tecnologías rusas.

La idea es catapultar los servicios de software en el mismo país, para trabajar fuertemente con la competencia. Teniendo en cuenta el gran territorio que representa Rusia, como también el modo en que su economía es tan poderosa en el mercado internacional, esta decisión puede cambiar para siempre a historia del sector digital a nivel mundial.

LEER
Como saber quién mira mi foto de perfil en WhatsApp

Hay que tener presente que no necesariamente se realizará una exclusión total de los software extranjeros. Se habla por ejemplo de que en un dispositivo como un smartphone puede estar presente el navegador de Google Chrome, pero es absolutamente necesario que como contraparte esté disponible el navegador ruso Yandex, que es el más usado en el país. 

Una legislación que afectaría al mercado internacional 

La Asociación de Empresas Comerciales y Fabricantes de Equipos Eléctricos para el Hogar y la Computación (RATEK), observa en esto la posibilidad de que muchas empresas abandonen para siempre el mercado digital de Rusia. Es decir, serían empresas que dejarían de ofrecer sus servicios y tecnologías a la nación. 

Por el momento, Rusia no ha declarado exactamente que equipos tendrán que sufrir esa conversación que anularía la presencia de sistemas operativos extranjeros. Lo que sí se especula desde ya es que los dispositivos Android son los que están en mira. Lo mismo podría ocurrir con todos los servicios ofrecidos Apple.

De hecho, con la compañía de Apple hay un evidente problema y es que este sistema operativo es poco abierto a la instalación de software de terceros. Es seguro que un dispositivo como Apple no esté disponible para dejarse “arrancar” su software base, para ceder todo su potencial de hardware a los software desarrollados en Rusia. 

LEER
El vinilo puede sonar mucho mejor: el sistema DBX y los discos cuadrafónicos

El tema del espionaje 

Es apenas normal que esta decisión tomada por el gobierno de Vladimir Putin este asociado al clásico tema del espionaje. Al trabajar con un sistema operativo propio y programas desarrollados en Rusia, claramente existiría una menor probabilidad de filtración de información privada de terceros. 

En ese sentido, Rusia se estaría escudando tecnológicamente para que gigantes corporativos extranjeros, tal como lo representan Google y Apple, no logren impactar en la vida de la sociedad rusa. Se trata de una transformación digital que sin duda alguna, logrará que Rusia se centre en la producción de sus propios programas y fomente alcanzar una solidez digital como la de otros gigantes corporativos.  Si llega a haber filtraciones futuras de información, serán las mismas empresas rusas las que tendrán que afrontar el problema del espionaje y suresponsabilidad con la seguridad nacional.

Ya puedes colaborar con Streetview de Google

Inventos que pueden salvar el medio ambiente