Notre Dame se reconstruye con carpintería express

Era un agradable lunes por la tarde luego de la usual misa vespertina cuando algunas de las personas que aún se encontraban en el interior escucharon las alarmas de incendio en la famosa Catedral de Notre Dame.

Ante el evento tan inusual, los feligreses se limitaron a mirar a su alrededor antes de siquiera pensar en evacuar, hasta que vieron las llamas levantarse frente a ellos.

Aún incrédulos y pensando que era una falsa alarma, el jefe de gabinete de la catedral que se encontraba en su despacho, bajó a ver qué ocurría seguramente pensando en las otras ocasiones cuando el espeso polvo del viejo recinto ha activado la alarma contra incendio accidentalmente.

Sin embargo, en cuestión de minutos el fuego comenzó a consumir gran parte de la estructura de madera de la antigua edificación, atrayendo la mirada de millones de personas al rededor del mundo gracias a las redes sociales, una escena que marcaría a todos ese 15 de abril de 2019.

Luego de horas y horas de tratar de apagar el incendio, finalmente las llamas cedieron dejando ver cómo grandes proporciones de uno de los patrimonio de la humanidad habían desaparecido por completo, en especial, el techo que colapsó dejando ver lo que parecía una piscina de fuego.

LEER
Los videojuegos clásicos más populares entre los gamers (II)

Muchas personas se lamentaron de las grandes pérdidas, pensando que Notre Dame jamás volvería a ser el mismo, sin embargo, en diversas partes del mundo comenzaron a llover apoyos para la reconstrucción, incluyendo gente de la localidad.

Y aunque ha pasado más de un año desde ese terrible suceso, las personas siguen trabajando duro para poder tener de vuelta tan simbólico lugar de París.

Pero entre toda la ayuda que se ha visto ir y venir, sin duda los que más han destacado es un grupo de experimentados carpinteros que hacen su trabajo de una forma poco convencional, o mejor dicho, ya casi nunca vista en la actualidad.

Carpinteros ayudan a construir Notre Dame a la vieja usanza

Las películas y series de la época medieval sí que fueron muy famosas, dejándonos ver cómo era vivir en aquella época, conquistando valles, llanuras y bosques, edificando chozas, cabañas y todo lo necesario para asentarse talando los árboles de los alrededores y comenzando a trabajarlas con hachas y sierras.

Pues algo muy parecido fue visto este septiembre del 2020 en las afueras de la histórica catedral, donde una decena de carpinteros colocaron enormes troncos de los mejores árboles y comenzaron a trabajarla con sus hachas, como si fuese una escena de esas películas medievales.

LEER
La locura de cambiar tu iPhone para que no parezca un iPhone

En vez de utilizar sierras eléctricas y equipo sofisticado moderno, comenzaron a darle forma a la madera con sus propias manos y con técnicas antiguas que datan desde hace más de 800 años, según comentan los mismos carpinteros.

Entre cuerdas, clavos y un sistema de poleas sencillo, intentaron recrear la forma en la que seguramente fue construida la estructura de madera de Notre Dame por ahí del año 1163.

Estos carpinteros forman parte de la asociación Rebâtir Notre-dame de Paris, donde personas con conocimientos de arquitectura, carpintería, diseño y muchas otras disciplinas, se han unido para reconstruir la Catedral.

En su sitio web invitan a las personas a ser testigo de las diferentes etapas de este gran proyecto, y para esto también hicieron una exhibición pública en la entrada de la catedral, donde estos carpinteros comenzaron a mostrar sus antiguas técnicas de construcción con madera, creando una inmensa armadura de techo con la que han estado trabajando por dos meses.

Pero no solo se trata de mantener viva la llama de las viejas tradiciones y técnicas, también se busca promover las actividades de construcción de bajos costos y sostenibles, donde la contaminación y el impacto ambiental es mínima y usada conscientemente.

LEER
Se aproxima serie basada en "Un mundo feliz"

Con ayuda de muchas personas y organizaciones, se logró recaudar hasta septiembre de este año, cerca de 922 millones de euros, a lo que según los cálculos, solo se requiere 85 millones para el periodo inicial de estabilización.

Con todo este dinero de sobra, se espera terminar la reconstrucción para el 2024 de acuerdo con las declaraciones del presidente Macron.

Esperando también que para entonces, miles de personas puedan visitar de nuevo este magnífico lugar especialmente con la celebración de los Juegos Olímpicos en París que se celebrarán ese mismo año, aunque otros opinan que pensar en lograrlo en esa fecha es demasiado optimista.

La locura de cambiar tu iPhone para que no parezca un iPhone

Huevos falsos para luchar contra el tráfico de tortugas