Los básicos que no te pueden faltar a la hora de grabar una entrevista (I)

El mundo del audiovisual es muy diverso y abarca muchísimas fronteras. Sin duda alguna, en los comienzos de cualquier inexperto profesionalmente hablando de la grabación las entrevistas suelen ser uno de los primeros trabajos a realizar. Cabe destacar, que una entrevista puede grabarse por cualquier persona, pero lo que verdaderamente marca la diferencia es la calidad de los materiales y un buena preparación previa a esta. Por todo esto, contar con unos buenos medios suele diferenciar al cámara de muchos competidores y para ello es necesario tener ciertos conocimientos sobre el tema.

Por una parte, lo habitual en estos casos es el uso o empleo de la entrevista tradicional. Concretamente esta recurre a la utilización de planos medios de un solo figurante que mira ligeramente hacia uno de los costados de la cámara. Además, otro de los secretos más importantes es el buen uso de la iluminación, puesto que esto es lo que aporta cierta vida a la imagen de la entrevista

La luz principal es el foco esencial en una entrevista

El uso de una buena iluminación puede convertir un escenario cutre en un lugar con mucho potencial.

Así es, lo que hoy día en el mundo del audiovisual se conoce como «Luz Key», se trata básicamente de unos de los elementos esenciales en una entrevista. Cabe destacar, que este tipo de iluminación aporta un toque más profesional en el acabado final del proceso. En la actualidad, lo más común es el empleo de focos de tipo LED. Por otra parte, el uso de la iluminación debe de cuidarse al milímetro, dado que un fallo puede tirar al a la basura un trabajo completo. Además, lo más recomendable es la transformación de las luces de tungsteno a luz de día medinates tollos CTB. En definitiva, la obtención de una iluminación perfecta resulta ser un proceso difícil, pero realmente es lo que puede marcar la diferencia.

LEER
El parque temático de Súper Nintendo, pospone su inauguración

El arte de suavización de la iluminación es crucial

Lo normal en un estudio es contar con suficiente material para sobrellevar cualquier apuro que surja.

Sí, el uso de una determinada iluminación puede marcar la diferencia, pero su tratamiento puede convertirla en éxito rotundo. Por todo esto, el uso de un adecuado difusor de luz resulta ser crucial para conseguir acabados realmente llamativos. Entre las características de este tratamiento se encuentran: el ángulo, la distancia y la superposición de la iluminación y sus difusores. Además, lo que se suele producir normalmente es una suavización de la imagen, pero en ocasiones una mayor intensidad puede aportar cierto juego.

Una buena insonorización puede convertir tus acabados radicalmente

Otro elemento que resulta ser crucial a la hora del obtener unos buenos resultados en una entrevista es el sonido. Cabe destacar, que este factor se acompaña mutuamente de la imagen, puesto que sin un buen sonido el trabajo realizado puede acabar en la basura. Ante todos los inconvenientes que puedan afectar a esta característica siempre se puede recurrir a un estudio previo de insonorización, pero este suele llevar mucho tiempo.

Lo más habitual es realizar entrevistas en lugares bien aislados, pero en ocasiones esto resulta imposible.

Como consejo y para ganar tiempo, lo más recomendable es adquirir una manta para sonido, esta empacará tu equipo de sonido de forma segura. En lo que respecta a su uso, el entrevistador tendrá que identificar la segunda llegada de ondas de sonido que interfiera entre el micro y el entrevistado. En definitiva, lo normal será cubrir con esta manta la superficie más cercana, que puede ser el suelo e incluso una pared próxima.

Los 10 mejores programas de edición de imágenes gratuitos (II)

Los básicos que no te pueden faltar a la hora de grabar una entrevista (II)