Los aguacates en peligro de extinción, pero hay quien se está ocupando de ello

El aguacate ha estado por muchos años considerado como una de las frutas más sabrosas que conocemos en la actualidad pero, ¿qué pensarías si te contamos que no es precisamente una novedad, sino que es una de las frutas más antiguas que existen y que inclusive debió de haber desaparecido hace muchos años?

Afortunadamente se están realizando acciones para preservar uno de los frutos más consumidos en américa latina y otras partes del mundo y que además contiene propiedades nutritivas dignas de salvar a toda costa.

El aguacate, una fruta con una larga historia que contar

El aguacate es definitivamente uno de los frutos más antiguos que han sido documentados por los propios nativos de México.  El origen de su planta tuvo origen hace muchísimos años, tantos, que su mejor momento evolutivo fue durante el comienzo de la era cenozoica, época en la que la que reinaba la mega fauna.

Estamos hablando que compartió época junto a los enormes mamuts, gonfoterios y perezosos gigantes, con solo nombrar estos podemos darnos una idea del tamaño que tenía la fauna en esa época.

La fruta atraía a estos enormes animales, los cuales la comían y viajaban largas distancias para luego defecar y dejar la semilla para que esta creciera en un lugar nuevo. A este proceso se le llama “crecimiento mediante dispersión de semillas”.

LEER
¿Es verdad que son buenos 10000 pasos diarios, o es un mito?

Para mala suerte de mucha de esta mega fauna, estos desaparecieron para siempre hace más de 13,000 años, lo que se desemboco en la pérdida del 68 por ciento de la diversidad animal del Pleistoceno, al menos en el norte de América, ya que en la parte sur del continente, se perdió el 80 por ciento.

Incluso después de este importante cambio, el aguacate todavía requiere el mismo método de dispersión de semillas, lo que lo convierte en un anacronismo evolutivo.

Es decir, considerando el tamaño de las semillas del aguacate, sin mamíferos más grandes como el perezoso terrestre para engullir la semilla del tamaño de una pelota de ping pong y trasladarlo a grandes distancias, las semillas de aguacate se pudrirían donde han caído y deben competir con el árbol madre por la luz y  el espacio.

Superviviente nato

Es por esto que el aguacate es considerado una fruta la cual debió de haberse extinguido hace muchos años, afortunadamente no fue el caso y se tiene una teoría de su supervivencia.

SI nos ponemos a pensar en una fruta de semillas más pequeñas, como las bayas o las fresas, estas pueden ser consumidas por diversos mamíferos pequeños y aves, los cuales aumentan de manera exponencial las posibilidades de esparcirse en un nuevo lugar.

Después de la muerte de los mamíferos gigantes, se tiene la teoría de que un jaguar, debido a que tiene la capacidad de tragar trozos grandes de sus presas, deja la posibilidad de que pueda tragar el aguacate entero del estómago de criaturas frugívoros como los monos. Los roedores o ratones también pudieron haber contribuido a esto.

LEER
10 cosas que no sabías de la naturaleza

La historia del Homo Sapiens y el aguacate

Sabemos bien que existen muchas fallas evolutivas en la existencia del aguacate, pero también sabemos que una vez que el Homo Sapiens evolucionó hasta el punto en que dominó las técnicas de cultivo, la fruta tuvo la oportunidad de prosperar nuevamente.

Fue sin duda alguna el alimento básico en México, así como en centro y sur del continente desde el 500 antes de cristo. Fue hasta la llegada de los españoles que estos descubrieron la fruta de los aztecas en el siglo XVI, pero el “ahuacate”, palabra azteca para esta fruta, no se cultivó comercialmente en los Estados Unidos hasta principios del siglo XX.

En la actualidad, el aguacate es una de las frutas más valoradas por las nuevas generaciones que son más conscientes de los alimentos que consumen, cuidando de siempre agregar frutas de alto contenido nutritivo, poniendo al aguacate en casi todos los platillos del día.

Se calcula que solamente en el año 2017, en los Estados Unidos, se gastó colectivamente más de 900,000 dólares por mes en tostadas de aguacate, importando inmensas toneladas de aguacate por su sobre consumo.

LEER
Nueva roca submarina nunca antes vista sorprende a los científicos

Aun así, el futuro de los aguacates ha estado en duda durante estos últimos años, producto de la fuerte actividad del crimen organizado y las inclemencias de una naturaleza cada vez más destructiva que han limitado el suministro de agua a los cultivos, sin mencionar  el factor natural que ha traído  enfermedades, sequias, incendios forestales y plagas, lo que genera dudas sobre su futura disponibilidad en las tiendas comestibles.

Para suerte de muchos amantes del aguacate, ha surgido una propuesta para salvar esta fruta. Es gracias a la investigación de Chris O´Brien que ahora tenemos una forma de garantizar que las nuevas generaciones no enfrenten la escasez del aguacate.

Los esfuerzos de la ciencia para preservar la existencia del aguacate

O´Brien cuenta con un doctorado en el Centro de Ciencias Hortícolas, el cual ha sido la primera persona en congelar con éxito esquejes de plantas de aguacate en nitrógeno líquido y revivirlos.

“Esto es un cambio de juego, se trata de almacenar la diversidad genética como el género del aguacate para que este no se pierda”, dio a conocer en una entrevista, y donde además señala que es importante estar preparado para cualquier desastre que pueda matar a los árboles.

LEER
Cómo el cambio climático está cambiando los hábitos migratorios de las aves

“Estamos salvaguardando una industria mundial para generaciones futuras”, terminó agregando con la esperanza de que estos esfuerzos garanticen el futuro de esta y otras especies más.

Este método es conocido como crioperservacion, el cual implica congelar material biológico a una temperatura de aproximadamente -320 °F, que es una temperatura lo suficientemente baja como para preservar la materia celular, con la capacidad de que normalice sus funciones al descongelarla.

Cabe mencionar que esta técnica ya se utiliza desde hace mucho tiempo para conservar espermatozoides y óvulos para la fertilización in vitro, y que durante mas dw 30 años ha sido una herramienta eficaz para la conservación de cultivos.

Aunque el aguacate no fue pionero en este proceso, la primera especie de planta utilizada para la crio preservación fue la papa por allá de los años 70, desde entonces la técnica se utilizó en una amplia variedad de cultivos como manzanas, plátanos, vides y bayas.

Una investigación clave

Fue hasta la llegada de la investigación por parte de O´Brien que se utilizó con éxito en el aguacate Reed, que es una raza nativa de Guatemala, así como en el aguacate Velvick, una variedad de las Indias Occidentales.

Las semillas o tejidos de plantas que han sido crio preservados comúnmente se encuentran en bancos de genes especializados en todo el mundo, como el Centro Internacional de la Papa en Perú. El centro tiene una gran cantidad de muestras de papas, almacenadas en pesados barriles criogénicos enfriados con nitrógeno líquido.

LEER
Las colillas de tu pitillo contaminan, y mucho

El aguacate ha sido un candidato para la crio preservación durante muchos años. O´Brien supuso un desafío para congelar y calentar de nuevo debido a una serie de factores genéticos.

Dicho proceso llevó más de un año de experimentación y trabajo con profesores para descubrir la técnica que al fin funcionó.

Dicho método consiste en utilizar versiones clonadas de puntas de brotes de aguacate, una parte de la planta ubicada en la punta de la rama donde está el crecimiento más nuevo.

Al principio, O´Brien dice que estaba obteniendo un fluido marrón después de congelar las puntas. Pudo resolver ese problema cebando las puntas con vitamina C, así como una combinación de pre tratamientos de sacarosa y temperatura fría.

El secreto del éxito

Una vez preparadas las puntas de los brotes de aguacate, se colocan sobre una tira de papel de aluminio, esto permite un proceso de enfriamiento y recalentamiento más rápido. Luego se colocan en un tubo antes de almacenarse en nitrógeno líquido.

O´Brien usa una mezcla de sacarosa para revivir las puntas de los brotes, de hecho, durante uno de los más recientes experimentos, se sorprendió al encontrar algo brillante y verde. “Durante 18 meses estuve mirando puntas de brotes marrones, muertas. Entonces, un día estaba mirando bajo el microscopio y pensé ´oh wow, parece que está vivo´, es bastante especial, nunca se había hecho antes”.

LEER
Cómo la tecnología podría salvar especies

La Universidad de Florida estima que el hongo de la marchitez del laurel, que comenzó a acabar con los arboles de aguacate en 2011 ha provocado una pérdida de árboles de más de $45 millones con una perdida en las ventas de aguacate de más de $4 millones.

O´Brien dice que los científicos hortícolas de su campo están particularmente preocupados por esta enfermedad, ya que tiene la capacidad de acabar con toda la industria del aguacate. Tener un stock de respaldo de plantas preservadas mediante crio preservación será útil si la situación actual se agrava.

Para calma de muchos, 80 plantas de aguacate revividas están creciendo en un invernadero en la Universidad de Queensland, donde una vez que se conviertan en árboles se plantarán en un vivero mayorista en Australia y se espera que esto suceda con suerte el próximo año.

Actualmente se han comenzado las investigaciones para la preparación de las diversas variedades de aguacates mexicanos para ver si son material de crio preservación.

Si crees que dibujas bien… esta IA te evalúa automáticamente!

La antigua industria de la resina peleará por sustituir al petróleo en el futuro