La historia de Yahoo jamás contada

Alrededor de la década de los 90 y principios del 2000, Yahoo! era uno de los sitios más visitados por los internautas prácticamente para abrir un correo electrónico y leer noticias, tal y como muchos lo hacían con su entonces rival, Hotmail.

Pero gradualmente Yahoo! dejó de sonar tanto hasta olvidarnos por completo de él, a excepción por su servicio de preguntas y respuestas «Yahoo! Respuestas» que dio mucho de qué hablar prácticamente por su forma en que los usuarios lo han utilizado, más que por ser un servicio impactante.

Cualquiera podría decir que Yahoo! fue una víctima más del creciente número de servicios emergentes durante la época, donde mejores empresas sustituían a los más antiguos, pero este no es el caso.

Quienes estuvieron al tanto del antiguo rey del internet, seguramente se enteraron de la serie de tropezones y errores que cometió irremediablemente y que fue solo cuestión de poco tiempo para que quedara en las sombras y el olvido.

 

Yahoo!: El grande de internet en la década de los 90

Cuando las computadoras dejaron de ser exclusivas herramientas para las corporaciones y comenzaron a instalarse en los hogares para el uso personal con la integración del inexplorado internet, Yahoo! fue una de las empresas que tuvieron la iniciativa para hacer del internet, un lugar amigable y útil para los internautas.

LEER
Zeleros: el hyperloop llega a Europa

Yahoo! fue uno de los primeros buscadores donde todas las personas ingresaban para buscar otros sitios web,  volviéndose un servicio público.

Fue así como luego comenzó a implementar otros servicios que empezaban a volverse imprescindibles para los usuarios, como un servicio de correo electrónico, grupos, servicio de mensajería instantánea, entre otros.

Esta empresa comenzó a tener todo lo que cualquier usuario necesitaba, volviéndose un punto de encuentro recurrente y, desde luego, haciendo crecer su valor en tan solo cuatro años.

La empresa inició sus primeros años con un valor de 848 millones de dólares, y para el año 2000 este alcanzó el impresionante valor de 125 mil millones de dólares. Sin duda, todo un éxito que parecía indicar que Yahoo! podría volverse más grande.

Los altos mandos de Yahoo! al poseer tanto dinero, en vez de apostar por crecer «desde adentro», decidieron comenzar a comprar otros sitios de moda en aquel entonces, como es el caso de Geocities que pasó a ser parte de la empresa en 1999 desembolsando 3.600 millones de dólares.

Broadcast.com otra compañía de radio por internet fundada en 1995, fue adquirida por el gigante en 1999 por la impresionante cantidad de 5.7 billones de dólares, llegando a convertirse en la compra más grande que Yahoo! hizo.

LEER
Los mejores videojuegos que recordar de esta década (I)

Cualquiera pensaría que tras adquirir sitios de alto valor Yahoo! crecería exponencialmente, pero no fue así, cuando ambos sitios fueron cerrados definitivamente pocos años después, convirtiendo toda esta inversión en dinero tirado a la basura.

Yahoo! terminó aniquilando su propia adquisición

El primer error que cometió con los usuarios que alojaban sus sitios con sus servicios, fue la de implementar publicidad en las páginas, sin embargo, siguió creciendo exponencialmente convirtiéndose en uno de los cinco sitios más visitados en todo internet.

Luego, Geocities comenzó a agregar marcas de agua flotante en la esquina superior derecha de forma obligatoria para todos los sitios, causando disconformidad por interferir con el diseño de sus páginas, causando que muchos usuarios migraran a otros servidores, ya que además de ser un asunto estético, también causaba problemas de markup y seguridad con los navegadores.

Pese a todo esto, Geocities llegó alto en la bolsa de valores electrónicas y Yahoo! aprovechó el momento para tomar el control del sitio. Pero esto significó también que Geocities estuviera a merced de las demandas impuestas, las cuales incluían que las imágenes, contenidos y sonidos de los sitios creados por los usuarios se convirtieran en propiedad de Yahoo!.

LEER
Sensores internos de tu smartphone que desconoces por completo (II)

Pese a que Yahoo! se dio cuenta de la pésima idea y se retractara, comenzó a hacer otros cambios radicales sobre Geocities como eliminar calles y barrios en las URL (algo imprescindibles para ser encontrados por clientes y básicamente la razón de ser de GeoCities) para cambiarlos por el nombre del usuario.

Además de que prohibió alojar webs creadas en programas de PC de escritorio tipo Microsoft Frontpage, un programa prácticamente usado por todos.

Por esto y muchas otras malas decisiones, los usuarios abandonaron Geocities en masa en forma de protestas, haciendo que el servicio terminara por desaparecer en 2009.

No quisieron pagar un poco más por Google, y lo barato les salió caro

La empresa apenas comenzaba a adquirir fuerzas como uno de los buscadores más importantes del internet, pero AltaVista que también era muy popular, lo quiso sacar de la competencia ofreciendo un millón de dólares por su compañía.

AltaVista se negó y Yahoo! concluyó que la mejor forma de monopolizar el servicio de búsqueda era comprando Google para utilizarlo formalmente en su portal, de ese modo, todo mundo se quedaría dentro de Yahoo! y no habría necesidad de buscar otros sitios que hicieran competencia.

El CEO de Yahoo! negoció durante varios meses ofreciendo pagar 3 mil millones para adquirir Google, pero este último se negó, pues consideraron más justo 5 mil millones por su empresa.

LEER
Jugando a ser dios; Japón intenta cultivar órganos humanos en animales

Yahoo! se negó a pagar más de su monto establecido y decidió mejor comprar algo ajustado a su presupuesto. Fue así como compró Inktomi, otro motor de búsqueda menos conocido por un precio más barato de 257 millones. Luego, adquirieron Overture, un servicio de publicidad por 1.6 billones de dólares.

Pero mientras Yahoo! planeaba usar sus adquisiciones para venderles a los usuarios publicidad para mostrar en los sitios web, se confiaron demasiado y dejaron que Google tomara la delantera y patentara este servicio, algo que a Google le ha valido hasta la fecha.

Una pésima negociación por adquirir Facebook

Para el 2006, Facebook se estaba volviendo una sensación a dos años de su lanzamiento y eso lo notó Yahoo! viendo el gran potencial de esta red social emergente que tal vez podría ser una buena idea adquirir.

Otras empresas también codiciaron Facebook por esas fechas tratando de hacer negocios por la empresa de Zuckerberg. Yahoo! ofreció mil millones de dólares por esa empresa bastante nueva, pero Facebook no estaba a la venta y menos por ese precio.

Yahoo! tenía muchísimo más dinero para levantar la oferta y tal vez ganar la batalla, pero en vez de eso, decidieron que Facebook no valía tanto y en vez de mantener o aumentar la oferta, la bajaron a 850 millones. Como era de esperarse, Zuckeberg los rechazó con firmeza.

LEER
Si crees que dibujas bien... esta IA te evalúa automáticamente!

Tampoco quiso ser salvado por Microsoft

No solo malas inversiones billonarias empezaron a mermar en el futuro de Yahoo!, también sus malas decisiones al contratar personal a la cabeza de la empresa lo fueron carcomiendo por dentro.

Sus directivos duraban solo unos cuantos años, e incluso uno solo duró 130 días en su puesto. Y esto no solo significó que temblara un poco el pilar central de Yahoo!, sino también que las reestructuraciones por esos cambios generaran miles de despidos.

En este punto, una posible solución para mantenerse de pie era que Yahoo! fuese rescatada por una empresa más poderosa como Microsoft, que en 2008 le ofreció a la empresa 44.600 millones a cambio de cierto porcentaje de acciones y así levantarlo de nuevo.

Suena un escenario perfecto donde dos titanes como Yahoo! y Microsoft unen fuerzas y se convierten en la empresa más poderosa de internet poniéndose a la altura de Google compitiendo al par, pero como todos sabemos, esto nunca sucedió.

El entonces CEO de Yahoo! rechazó ofertas de Microsoft en 2007, y lo volvió a hacer en una contra oferta de 33 dólares por acción. Pero esto era inaceptable para Yahoo! quien quería por lo menos 37 dólares, desde luego, Microsoft no iba a estar rogando su valiosa intervención y decidió retirarse.

LEER
¿De dónde proceden los chats de internet?

Y eso no fue todo, tiempo después Microsoft llegó con una nueva propuesta, esta vez no se uniría a Yahoo! sino que harían una simple colaboración. El resultado fue que Microsoft obtuvo todos los beneficios por parte de Yahoo! que hubiese tenido comprándola, solo que esta vez lo obtuvo sin gastar una fortuna.

Al menos en Japón sigue siendo una sensación

A estas alturas es difícil saber con exactitud cómo es que Yahoo! sigue de pie, lo que sí sabemos es que su futuro no es nada prometedor especialmente porque en la última década siguió cometiendo error tras error.

Incluso sus ex-directivos han hablado sobre los serios problemas internos en diferentes obras como «Peanut Butter Manifiesto» o «What Happened to Yahoo».

Incluso tuvo tropezones con Alibaba al obtener acciones, problemas de seguridad en los datos personales de millones de usuarios que aún utilizan su plataforma, y todo para terminar siendo absorbido por Verinzon, el actual dueño de Yahoo!.

Lo único positivo que aún conserva son sus usuarios fieles de Japón, quienes aún lo utilizan como una fiable e importante fuente de información, búsquedas, compras y mucho más.

Verde que te quiero verde. Madrid inicia su proyecto para reverdecer el sur

¿Inquieto por tu futuro profesional? Qué debes estudiar para estar en la vanguardia de la tecnología