La antigua industria de la resina peleará por sustituir al petróleo en el futuro

Cuando pensamos en los oficios que se mueven entre los espesos bosques, con frecuencia pensamos en leñadores, guarda bosques, cazadores, conservadores ambientales entre otros de los más típicos.

Pero existe un oficio igual de antiguo que trabaja directamente con lo que los grandes árboles proveen, y no necesariamente es la madera o frutos, se trata del oficio de resinero que es muy común entre las villas que encontramos a lo lejos en las montañas.

La resina resulta ser un producto bastante comercial, al grado de vivir de obtener la resina para venderla a precios atractivos e impulsar el sector industrial de todo tipo. Por eso, no es de extrañar que las viejas técnicas antiguas ya hasta hayan sido sustituidas por nuevas.

Aunque hay varios países que son bien conocidas por comercializar resina a nivel global, España cuenta con una gran cultura ancestral que normalmente los vemos asentados en bosques de pino, como Tierra de Pinares ubicada en Segovia, León y Castilla.

Cuéllar también es admirada por su gran producción de resina que abasteció a otras ciudades como Andalucía y Castilla, por lo que la resina llegó a ser un referente tal que hasta consiguieron su propia deidad religiosa como la Virgen del Henar, la patrona de los resineros españoles por la iglesia católica en 1958.

LEER
¿Existe una forma de reemplazar el cultivo de palma?

Es aquí, en España, donde estamos viendo los primeros intentos por retomar el poder en el sector industrial luego de que el petróleo tuvo su boom en la década de los 60 hasta la fecha, que por cuestiones medio ambientales se está buscando optar por materia prima menos dañina para el medio ambiente.

¿Qué es la resina y cómo es que puede ser usado como combustible?

La resina es una sustancia generalmente viscosa, espesa y pastosa que se obtiene del interior de algunos árboles y plantas. Se les caracteriza por no poderse disolver en agua pero sí en alcohol, además de empezar a solidificarse al salir al exterior y exponerse al aire.

Existen diferentes tipos de resinas naturales que son utilizados para producción de diferentes productos:

Ámbar

Mejor conocido por la película el Parque Jurásico, ya que se trata de resina fosilizada de plantas que datan de hace millones de años y que suele usarse como material de adorno por su hermosos colores cálidos que recuerdan a la miel, además es totalmente transparente y se le puede pulir.

El ámbar ya procesado es considerado como una ‘piedra’ semipreciosa debido a su alto valor por antigüedad que en su mayoría provienen de la era neolítica, por ahí del 6.000 a.C., cuando empezaron a existir los primeros asentamientos de humanos gracias a la creación de la cultura y ganadería.

LEER
Las colillas de tu pitillo contaminan, y mucho

Pero los más valiosos, al menos para la ciencia, son aquellas piezas más antiguas que incluso han logrado fosilizar insectos, hojas de plantas e incluso pequeñas aves descendientes directos de dinosaurios de la era prehistórica.

Gomorresina

Una mezcla de resina y goma que se mezcla de forma heterogénea con el contacto con el agua de lluvia o riego obteniéndose una sustancia muy espesa y blanca, se utiliza principalmente como aceite esencial volátil.

Oleorresinas

Es resina combinado con aceites grasas, se utiliza para fabricar solventes utilizando técnicas de evaporación. También es conocido como bálsamo, y se fabrican también cera y aceites grasosos.

Las oleorresinas también se obtienen de plantas de especias como albahaca, apio, canela, clavo, jengibre y muchos más, además de flores con las cuales se fabrican perfumes.

Obteniendo combustible sólido

En la antigüedad y en los asentamientos actuales en las montañas donde no hay mucho acceso a insumos comerciales, se utilizan elementos naturales para poder encender una fogata, una estufa, hacer antorchas y velas.

Para estas funciones, se utilizan elementos volátiles que se consumen muy lentamente, como mezclar algodón con cera de panal de abeja para crear combustibles en presentación sólida.

LEER
¿Es verdad que son buenos 10000 pasos diarios, o es un mito?

Pero en lo alto de muchas montañas no se pueden obtener estos elementos, por lo que tienen que utilizar lo que hay alrededor como las diferentes especies de árboles, en la mayoría de los casos: resina de pino.

La industria de la resina se prepara ante la recesión del petróleo para postularse como el combustible verde más fiable

Una de las grandes preocupaciones es el daño a los bosques que pueda devenir del fortalecimiento de este sector ante la recesión del uso del petróleo. Y es que esta práctica es bien conocida por drenar los árboles de su vital líquido hasta la muerte.

Pero las nuevas generaciones de resineros son diferentes. Cuando antes se utilizaban hachas y métodos agresivos para extraer la resina, ahora se utilizan herramientas más especializadas que permite a los árboles recuperarse y seguir viviendo.

Estas nuevas herramientas fueron desarrolladas conforme el sector resinero comenzó a popularizarse, así que no es de extrañarse que en el futuro las técnicas y herramientas sean aún más sofisticadas y menos dañinas para los árboles y plantas.

Por ejemplo, en la actualidad se ha minimizado la cantidad de incisiones en la corteza causando menos daño, y ya se utilizan algunos químicos estimulantes para la obtención de la resina que permiten que los árboles se recuperen y al mismo tiempo mejorando la productividad.

LEER
¿Es cierto que las serpientes pueden tragar cosas más grandes que su cabeza?

Estos avances han permitido que la resina ocupe un lugar en la lista de alternativas ante el inminente agotamiento de reservas de petróleo que parece que ocurrirá en 2050 según las opiniones de algunos expertos en el tema.

En la Universidad Autónoma de Madrid, la vicedecana Blanca Rodríguez, ya se ha nombrado como partidaria de la resina como alternativa factible que no solamente podrá imitar las propiedades del petróleo para la fabricación de productos, también es factible ya que es biodegradable.

De hecho, ya hay muchos productos de plástico que son una mezcla de petróleo y resina, mientras que otros tienen como composición base esta savia especialmente en el sector farmacéutico y cosmético, pegamentos y barnices.

A comparación de otros sectores donde su presencia requiere de tala de árboles y una deforestación que termina con ecosistemas, su expansión significará la conservación de áreas boscosas que a su vez permite la conservación de otras especies de animales y plantas.

Además, para las familias resineras rurales también sería un alivio, pues este sector importante pero olvidado se está volviendo cada vez más despoblado ante la búsqueda de mejores oportunidad en los más jóvenes en las ciudades.

LEER
El agua es mucho más segura en el tercer mundo gracias a esta pajita

Se dice que el 80% de las poblaciones de resineros rurales en Castilla y León están al borde de la extinción si no se apoya al sector lo suficiente como para convertirlo en un buen sustento familiar, y esto lo ha demostrado el aumento de demanda de la resina de pino que ha hecho regresar a algunos jóvenes para dedicarse al oficio familiar.

Y esta no es solo una opinión de España, pues investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México como el investigador Juan Delgado, está de acuerdo que la resina de pino y sus derivador podrían ser un muy factible sucesor del petróleo.

Ya que, según menciona Delgado, ambos son prácticamente hidrocarburos, solo que la resina de pino es de origen vegetal y el petróleo es mineral, pero en términos de composición química y física prácticamente le permite utilizarse para lo mismo, así que la humanidad no sufriría grandes cambios y sacrificios.

Y esta postura no es nada nueva, pues la Mesa de Resina de Castilla y León, una asociación entre instituciones y empresas fundada en 2011, ya tiene años creando planes y acciones para transformar por completo la industria resinera para fortalecerla y convertirla en algo fuerte que logre potenciar la economía de España y conservar sus bosques.

LEER
Los aguacates en peligro de extinción, pero hay quien se está ocupando de ello

Eso no es todo, las nuevas políticas que se han tomado para contrarrestar el cambio climático, ha demostrado ser una inesperada ayuda a que este propósito tome fuerza y velocidad de ser implementada lo antes posible.

Utilizando todo el paradigma del cambio climático se podría tener una excelente coartada para que el gobierno de España y otros países europeos comiencen a apostar e invertir por este sector, que si bien no es el único en la competencia, podría ser una excelente opción al par de otras.

Además, sería dar dos golpes de un solo tiro si se considera las posibilidades de aumentar otro sector: el ecoturismo. De eso se ha encargado el gobierno del Valle del Tiétar en Ávila, una zona resinera que se ha postulado ante la Unesco para obtener la protección y el título de Reserva de la Biósfera.

De ese modo, los bosques de pino cumplirá doble función al convertirse en museos vivientes gracias a su gran historia de los primeros resineros que aún perdura y creando «rutas de la resina» altamente turísticas.

Los aguacates en peligro de extinción, pero hay quien se está ocupando de ello

SIM swapping: Robos a través de tu tarjeta SIM, descubre cómo evitar caer en ella