General Motors hará rodar su coche eléctrico en la Luna

Una de las compañías de vehículos más antigua, General Motors, ha estado haciendo grandes anuncios en pro del gran futuro que está por venir en este sector gracias a los carros eléctricos.

Primero nos enteramos que esta empresa pretende convertirse en el futuro Tesla para el 2035 donde pretende vender nada más que carros eléctricos. Por lo tanto, hasta que llegue la fecha final, estará despidiéndose gradualmente de sus carros a diesel y gasolina.

Varios modelos de carros electrónicos ya fueron revelados para su futuro plan, pero no mostrará a detalle estos 30 carros hasta los próximos años.

Por si fuera poco, sus complejos en Estados Unidos pasarán por toda una transición donde se comenzará a implementar energía renovable al 100% en 2030, posteriormente pasará este formato al resto de sus fábricas al rededor del mundo.

Pero su brillante futuro hacia la innovación no para ahí, también se ha anunciado una colaboración con Lockheed Martin, compañía del sector aeroespacial y militar, con quienes planean desarrollar un buggy autónomo y eléctrico.

General Motors llegará al espacio con el primer vehículo tripulable de gran velocidad

Fue en 1971 la primera vez que un coche eléctrico pisara tierras extraterrestres. Con el nombre de Lunar Rover, este vehículo trasladó a los astronautas de la misión Apollo 15, y posteriormente con un modelo mejorado durante la misión Apollo 16 y 17.

LEER
Rusia cierra las puertas a apps extranjeras, el software debe ser ruso

Lunar Rover solo tenía una vida útil de 78 horas, o el equivalente a 180 kilómetros, lo suficiente para poder hacer un recorrido de exploración por un sector no demasiado lejos de la cápsula espacial.

Aunque su velocidad promedio era de unos 4 kilómetros por hora, se dice que a máxima velocidad (pero a mayor consumo) podía llegar a los 14 kilómetros por hora, aunque posiblemente estos datos hayan sido tomados en tierra.

Eso sí, este vehículo muy adelantado a su tiempo le costó a Estados Unidos, 38 millones de dólares en su diseño y producción, aunque pareciera solo una placa con ruedas.

Este vehículo que aún no tiene un nombre prospecto, se pretende utilizar para la misión Artemis que llevará nuevamente al ser humano sobre la superficie lunar.

A comparación de su antecesor, este carro tendrá tecnología de conducción autómata diseñada por General Motors, que será adaptado a las condiciones esperadas de la Luna con los conocimientos que Lockheed Martin posee.

La etapa de desarrollo ya ha comenzado, sin embargo, aún no nos han adelantado ninguna especificación. Lo que sí sabemos por las declaraciones de estas empresas, es que estará diseñado para poder llevar a los astronautas a lugares mucho más lejanos.

LEER
Como leer los mensajes de WhatsApp de tus contactos sin que se enteren

Con esto, se pretende dejar atrás los pequeños rovers de exploración y tomas de muestra como el actual Mars rover, que nos han abierto el panorama de las condiciones de la Luna y ahora Marte, pero que son demasiado lentos, apenas recorriendo un tramo de 1 centímetro cada 5 segundos.

Gracias a que la tecnología de baterías con mayor capacidad, menor tiempo de carga y mucho más autonomía por carga, esperamos ver un buggy posiblemente con el doble de autonomía que el antiguo Lunar Rover.

Y si bien esto es un proyecto anunciado entre estas dos empresas, la NASA no se cierra a las opciones y ha invitado a compañías privadas a que también aporten conocimiento, experiencia e ideas para poder desarrollar la mejor versión del Rover posible.

Eso sí, los requisitos inamovibles y no negociables son sus características autónomas, además de que permita una autonomía de distancias muy largas, y que no ocupe gasolina, ya que las condiciones de gravedad (entre otros), hace imposible que un motor a combustible líquido pueda funcionar.

Además, pretende que sea capaz de transportar el peso de mínimo dos astronautas, tomando en cuenta el peso de sus trajes, equipamiento y otros instrumentos que puedan llevar con ellos, aunque el factor gravedad podría ayudar.

LEER
Internet para principiantes: DNS yDDNS

El nuevo vehículo eléctrico espacial de General Motors pretende tener un aspecto de los famosos buggies, cuatrimotos rodeados de un chasis de tubos, desde luego, algo mucho más avanzado y vanguardista que el antiguo Lunar Rover.

Seguramente empezaremos a recibir novedades sobre su diseño y potencial en los próximos años. Será muy interesante ver cómo enfrentarán los diseñadores todos los desafíos que las condiciones lunares tienen para ofrecer.

Después de todo, en la Luna las condiciones no son nada similares a la tierra, empezando con su temperatura que puede elevarse hasta 130 °C cuando está frente al Sol, y desciende a -140 °C durante la noche.

La radiación del espacio, las condiciones de la tierra, la gravedad, y otros factores de gran impacto, seguramente moldearán la estética, el diseño y funcionalidades de este vehículo que seguramente serán impresionantes de ver.

Red de mentiras y trabas: La exportación de plásticos europeos para su reciclado

Los múltiples obstáculos que no nos permiten superar la crisis de los microchips