Exchange y el fallecimiento del CEO con 120 millones de euros en criptomonedas

La compañía de ‘QuadrigaCX‘ especializada dentro del sector de las criptodivisas se encuentra de luto. El fallecimiento de su CEO y fundador, Gerry Cotten, ha hecho saltar las alarmas entre los clientes de esta empresa. Concretamente, tras la muerte repentina de este, las contraseñas de las ‘billeteras frías’ desaparecieron, puesto que se trata dela única persona que las conocía. Además, la friolera cifra de 120.000.000 millones de euros en criptomonedas asombra a cualquiera.

El verdadero problema, surgen en que el suceso repercute a los usuarios que no pueden realizar cambios o movimientos de dinero. Ante esta situación, el despacho jurídico de Miller Thomson, pide a la policía de Montana en Canadá la posibilidad de exhumar el cadáver. Además, con esta iniciativa se pretende comprobar la identidad de este, es decir si está realmente muerto. En definitiva, multitud de personas se han visto afectadas, incluso una de ellas afirmó que poseía 700.000 dólares en este tipo de moneda.

Confirmación de la muerte de Cotten

La causa real de la muerte de Cotten se atribuye básicamente a la factura de la enfermedad que este poseía, la enfermedad de Crohn. Cabe destacar que esta sucedió durante el mes de diciembre de 2018, pero no se desveló hasta unas semanas más tarde. Concretamente, fueron las quejas de los usuarios los que obligaron a la compañía a realizar un comunicado confirmando la muerte del CEO. Cabe destacar, que estas personas hicieron saltar las alarmas al ver que no podían extraer dinero de sus depósitos de criptomonedas.

LEER
Como recuperar las fotos borradas de tu Android
Bitcoin​ ​ es un protocolo de código abierto y red peer-to-peer que se convirtió en una criptomoneda exitosa.

Por una parte ‘QuadrigaCX’ albergaba dentro de sus cuentas frías algo más de 70 millones de dólares canadiense en FIAT y algo más de 180.000.000 de dólares canadienses en criptomonedas. Además, entre los activos con los que esta trabaja se encuentra sobre todo el Bitcoin. Por otro lado, se afirma que Cotten llegó a a obtener diferentes cuentas bajo diferente alias para realizar operaciones con el dinero de los usuarios.

¿Un entierro sin autopsia? algo raro sucede…

Varios familiares y amigos realizaron comunicados para confirmar la muerte de Cotten, pero surgen muchas dudas sobre este suceso. Concretamente, la compañía ‘Coindesk’ pudo tener acceso a los certificados médicos realizados en la India, donde el nombre del fallecido CEO aparecía mal escrito. A todo esto, cabe sumar que el propio director de la gestora del hospital indio fue condenado por fraude financiero dos meses antes de la muerte de Cotten.

El abogado de la esposa de Cotten cree que la exhumación no servirá para recuperar contraseñas.

Tras estas incógnitas, el cuerpo de Cotten se repatrió a Canadá donde pudo ser enterrado, pero sin autopsia nuevamente. Por todo esto, ahora se pide la exhumación del cadáver que pueda validar tanto la identidad del CEO como averiguar las causas reales de su muerte. Además, el abogado de Jennifer Roberston, esposa de Cotten continúa incrédulo ante estas suposiciones y así lo transmitió en un comunicado.

«Gerry murió el 9 de diciembre de 2018 en la India: una investigación independiente realizada por Globe & Mail lo confirmó a principios de este año, y no debería estar en duda. Mientras que la Sra. Robertson ha ayudado a los usuarios afectados de Quadriga en la recuperación de activos, y ha cooperado plenamente con la investigación de Ernst & Young, no está claro cómo la exhumación o una autopsia para confirmar la causa de la muerte de Gerry por complicaciones derivadas de la enfermedad de Crohn ayudaría aún más al proceso de recuperación de activos».

En definitiva, los abogados de la familia del CEO en cierta medida afrontaron la demanda y permitirán la realización de la autopsia. Entre los requisitos que estos demandan se encuentra la rapidez del proceso para evitar la descomposición del cuerpo de Cotten.

¿Qué tipo de enchufe necesitas en tu próximo viaje?

Científicos quieren que te quites los zapatos en casa como en Japón