Esta característica olvidada de las pantallas de teléfono podría ser clave para mejorar la navegación

Quien sabe elegir un buen teléfono que le brindará la mejor experiencia por años, sabe que sus características técnicas es algo que se debe de conocer antes de hacer la elección en la tienda.

Muchas personas se dejan seducir por la inútil cantidad de mega pixeles de la cámara o el diseño exterior de la carcasa, y para cuando se dan cuenta de la terrible velocidad de navegación en el sistema o los múltiples problemas para ejecutar varias apps a la vez es cuando chocamos contra pared.

Es aquí donde empezamos a hablar de ponerle especial atención a aspectos como el RAM y las características del procesador, quienes prometen darnos una experiencia visual increíble, especialmente al jugar videojuegos o ver vídeos, los cuales se verán bastante fluidos y sin retraso.

Pero incluso con toda la tecnología que los móviles tienen ahora comparable con un ordenador, aún la experiencia en los elementos animados puede ser muy estándar, algo que ni los procesadores más potentes han podido lograr.

Incluso obteniendo el procesador más rápido no hemos podido ver elementos animados con una fluidez digna de una pantalla plana o un monitor 4K, cuyos movimientos son alucinantemente naturales, entonces ¿qué nos hace falta?

LEER
Se predice apocalipsis del internet por tormentas solares que afectan cableado submarino

La tasa de muestreo podría dar claves a una increíble experiencia de navegación ultra fluida

Han sido principalmente los móviles catalogados como gamers, los que han empezado a incorporar una mejor experiencia en la fluidez de la pantalla que son vitales para juegos de precisión del género shooter como Call of Duty que puso los estándares de los móviles más altos que antes cuando llegó a esta plataforma.

Es así como los fabricantes, además de darle características poderosas de desempeño a los móviles gamers, también aumentaron otros aspectos de la pantalla como la frecuencia o la tasa de refresco.

Ahora las pantallas son capaces de mostrar los frames a una velocidad más rápida que permitirá hacer seguimiento más rápido de los elementos que se mueven en el juego, y así evitar esa sensación molesta de cuando nuestro ojo es más rápido que lo que muestra la pantalla.

Fue así como en solo dos años pudimos obtener pantallas con hasta  120 Hz de frecuencia, que brinda una experiencia visual inigualable. Pero una vez arreglado esto, empezaron a salir otra cuestión que merecían destacar. 

Y es que ahora la pantalla se movía más rápido de lo que respondía el teléfono especialmente en movimientos rápidos.

LEER
Se predice apocalipsis del internet por tormentas solares que afectan cableado submarino

Si alguna vez jugaste un shooter, te habrás encontrado con situaciones sorpresa donde prácticamente el instinto y el cuerpo podían reaccionar más rápido que la conciencia. Movimientos tan rápidos que requerían de gran precisión por parte del teléfono.

Y es aquí donde encontramos la debilidad de una experiencia completa: la velocidad con la que las pantallas detectan la interacción del usuario, también llamada tasa de muestreo.

Así es, dependiendo de las características de las pantallas, muchas veces la razón por la que parece tener una latencia baja no es por el procesador o la tasa de refresco, es más bien la velocidad con la que la pantalla detecta cuando ponemos nuestro dedo sobre la pantalla.

Las próximas pantallas podrían incluir características superiores de la tasa de muestreo

De hecho, ya hay un par de marcas que han empezado a apostar por la tasa de muestreo, y solo es cuestión de tiempo para que las marcas más reconocidas empiecen a hacerlo también para entrar en la competencia.

Entre las marcas que ya han aumentado la tasa de muestre de sus teléfonos tenemos a Lenovo con su Legion Phone Duel 2, que ha aumentado su frecuencia a 720 Hz, al igual que el Back Shark 4 Pro catalogado como móvil gamer.

LEER
Se predice apocalipsis del internet por tormentas solares que afectan cableado submarino

Para darnos una idea, la tasa de muestreo táctil de la mayoría de teléfonos ahora en el mercado es de 360 Hz, así que prácticamente la han aumentado al doble de velocidad.

Para las personas que no quieren invertir en un costoso teléfono gamer porque no es lo suyo, también ya existen teléfonos de uso común con una tasa más elevada que la estándar como el Xiaomi Mi 11 Ultra con 480 Hz.

Mientras que el Realme GT 2 Neo puede ofrecernos hasta 600 Hz de muestreo, listos para brindar desde ahora una fantástica experiencia para juegos u otros tipos de usos que requieran de una velocidad de reacción impresionante.

Alemania, potencial país para ser el fabricante de chips más grande del mundo

Cancún: De un terreno árido a un paraíso turístico gracias a un algoritmo