Escasez de contenedores para mandar todo lo que se hace en China

El comercio online jamás había sido tan demandado con la llegada de sitios marketplace como Amazon, pero sin duda, el que se ha ganado gran cantidad de consumidores son las tiendas online chinas como Wish y Aliexpress.

Y es que la vieja creencia de que lo «made in China» es de lo peor ha quedado atrás, especialmente cuando los productos comenzaron a adquirir un poco mejor de calidad  manteniendo sus precios insuperables en el mercado internacional.

Era de esperarse que con la llegada de la pandemia por el COVID-19, esta tendencia de compras en línea se disparara este 2020 en prácticamente todo el mundo mientras las personas se mantenían en cuarentena.

A la vez que los comercios locales cerraban al no poder afrontar el cese de actividades económicas por la emergencia sanitaria, muchos comercios optaron por ofrecer sus productos para llevar o con entrega a domicilio, otras tiendas se contemplaron abrir sus propias tiendas online también.

Pero, aun así ha prevalecido por mucho la demanda de productos directos desde China especialmente por la situación económica que muchas personas han estado pasando, que van desde no ganar lo suficiente, hasta quedar completamente desempleados.

Es aquí cuando las tiendas online chinas ganaron gran relevancia por sus productos tan asequibles, incluso si tuvieran que esperar varias semanas para recibir los productos, ciertamente lo vale.

LEER
Los videojuegos clásicos más populares entre los gamers (I)

Sin embargo, es hasta ahora que nos han puesto a considerar una problemática, y se trata de la forma en la que esos preciados productos son trasladados hasta el resto del mundo.

Se trata de todas esas cuestiones de logística, capacidad de transporte de los buques portacontenedores, y la cantidad de contenedores que estos pueden trasladar a la vez que nunca se nos viene a la mente cuando hacemos clic en “comprar”.

Los problemas que el COVID-19  trajo a los exportadores chinos

Se trata de tiempos muy agitados para los exportadores chinos, quienes se las han tenido que ingeniar para dar abasto a toda la demanda mundial, y aunque esto significa noticias buenas para la recuperación económica de China, también significa caos.

Ciertamente el mundo ha superado a China en este aspecto, especialmente cuando ahora debe pagar unas tasas más altas de exportación que antes, además de tener que conseguir por todos los medios los contenedores requeridos para tanta demanda.

Y pese a lo que se piensa a simple vista, no se trata de «más ventas, más dinero» para los negocios, donde todos tienen lo que quieren felizmente, esto lo vino a corroborar Chen Yang, encargado del comercio textil para una empresa de Hefei.

LEER
Los 50 videojuegos más difíciles de la historia (I)

Admitió para The Wall Street Journal, que su principal comprador ha sido Estados Unidos, pese a todos los obstáculos que el gobierno de Trump les impuso en su guerra comercial, también sobreviviendo al duro golpe de la pandemia.

Pese a que la relación comercial entre ambos países continuó, veía pérdidas importantes en el horizonte principalmente por todos esos requerimientos para poder exportar sus productos.

Los contenedores que atraviesan el mar en titánicos buques no son de a gratis, para Yang, disponer de un contenedor de 12 m2 que viaje hasta el puerto de Carolina del Sur, normalmente ronda entre los 2.700 dólares (cerca de 2.230 euros), reservándolo con aproximadamente 10 días de anticipación.

Pero con toda la demanda por la pandemia y alza de costes de exportación impuesto por el entonces gobierno de Trump, para diciembre de 2020, esto le significó un gasto de 7.500 dólares cada uno (poco más de 6.000 euros), además de que la reservación para un contenedor subió a 20 días de anticipación.

Esto solamente podía significar pérdidas especialmente cuando los productos se vendían al mismo precio, y el alza al precio de envíos además de un tiempo de espera superior a un mes, podía generar menos ventas de lo habitual.

LEER
Más alla de Darwin se cree encontrada la ley universal que rige la evolución

Sin embargo, esto no ha detenido a la gran tienda del mundo, China, y ha continuado exportando sus productos en cantidades nunca antes vistas, causando que los contenedores disponibles comenzaran a escasear.

Y la historia es la misma en la exportación de China y Europa, donde los precios no son tan altos pero la alta demanda ha duplicado sus costos a partir de agosto de 2020, pasando de 1.000 dólares a los 2.000 dólares el contenedor.

Agricultores de Estados Unidos reciben el daño colateral por la escasez de contenedores en China

En tiempos menos ajetreados existía una dinámica muy provechosa para ambos países, donde los productos viajaban de Asia a América, donde eran vaciados los contenedores dejándolos listos para que los productores estadounidenses exportaran hacia Asia de regreso.

Pero este equilibrio se rompió cuando la alta demanda de productos chinos ocurrió, poniéndole prioridad al país asiático de poder exportar al poseer mayor «riqueza».

Es así como los productores estadounidenses, en su mayoría agricultores y exportadores de alimentos, se quedaron fuera y sin contenedores disponibles para llegar al resto del mundo, recibiendo el duro golpe de ser minoristas a comparación de la gran China.

LEER
Hechos históricos desconocidos para el gran público

Ahora, cada vez que un buque vacía sus contenedores en la bahía de Estados Unidos, este regresa inmediatamente a Asia para cargarse de nuevo y realizar el siguiente viaje, razón por la cual muchas veces cancela la carga de productos estadounidenses.

La lucha por la búsqueda de contenedores disponibles se está volviendo cada vez más difícil, y las empresas de transporte están entre la espada y la pared sin poder ayudar en medio del caos.

Productos como madera, algodón, soja y demás productos que suelen abastecer a Asia, no han podido salir del país cuando los transportistas rotundamente terminan rechazando y cancelando las peticiones.

Peter Friedmann, el director ejecutivo del organismo comercial Coalición de Transporte Agrícola de Estados Unidos, prácticamente demanda estarse quedando fuera del mercado internacional en medio de una pandemia que cada vez azota más fuerte.

Revisando nuevamente los precios de renta de los contenedores, a China le cuesta un promedio de 4.000 dólares cada uno, mientras que a Estados Unidos, específicamente en los viajes de Los Ángeles a Shanghái, los precios son apenas de unos 518 dólares en noviembre de 2020.

Desde luego, las empresas de transporte darían mayor prioridad al mejor postor, y dejaría fuera a quienes apenas pagan una fracción del costo mayor, que además, transporta en menor cantidad que los millones de productos chinos.

LEER
Los documentales que no desperdiciarán la calidad de tu proyector 4K (I)

Buscando culpables

Pero no se le puede culpar ni a China ni a las empresas transportadoras, pues al final del día han sido los consumidores estadounidenses quienes han impulsado esta gran demanda, poniendo en jaque su propio mercado.

Además, el encargado del Puerto de Los Ángeles notó un retraso histórico al procesar todos los productos que llegan, esto debido a que la cantidad de contenedores son inmensos, alrededor de 2.11 millones tan solo en el mes de septiembre de 2020, un 12.5% más que el año anterior.

Debido a eso, los contenedores han permanecido más tiempo en la bahía, ya que no se dan abasto con el personal y equipo para vaciarlos y procesarlos. Llegando a tener hasta 6 contenedores varados por cuatro días.

En el puerto de Long Beach, la cantidad de contenedores vacíos que han tenido que dejar ir son aproximadamente 88.900 más de los contenedores que han podido utilizar para exportar.

Eso no es todo, debido a la tasa de contagios tan alta en Estados Unidos, esto ha significado también que el personal que procesa los contenedores sea cada vez menos, además de que las normas de distanciamiento social han entorpecido este proceso.

LEER
Si crees que dibujas bien... esta IA te evalúa automáticamente!

Desafortunadamente, esto no se puede solucionar simplemente comprando o fabricando más contenedores, pues los mismos buques están a su máxima capacidad tanto de carga como de operaciones.

En 2019, los buques eran capaces de llegar a sus destinos a tiempo en un promedio del 80% de los viajes, pero en noviembre de 2020 este porcentaje bajó a 50%.

Ahora la mitad de los buques tienen un índice de confiabilidad aceptable por las normas estadounidenses, pero el peor número se lo llevan los viajes de Estados Unidos a Asia, donde menos del 30% de los buques llegan a tiempo.

Lo peor de todo es que estos retrasos también significan aún menos contenedores disponibles, y algo que pone en jaque especialmente a compañías internacionales como Costco.

Cadena estadounidense que cientos de tiendas al rededor del mundo incluyendo Asia, donde tienen que llevar también sus productos, y ahora también enfrenta este problema de escasez de contenedores, teniendo que atrasarlas por meses. Un problema que aqueja  a todos los implicados.

Más alla de Darwin se cree encontrada la ley universal que rige la evolución

Shuudan Koudou o el arte japonés de caminar sincronizado