Empresa de taxis aéreos se propone construir el primer avión con forma de pájaro

Hace tan solo diez años era inconcebible poder volar en un avión con forma de pájaro, así es, con todo y patas en vez de neumáticos, las cuales son necesarias para poder aterrizar y emprender el vuelo en una pista de al menos de varias decenas de metros de longitud.

Phractyl ha si la startup africana que mostró ya hace tiempo un video conceptual de lo que sería su avión pájaro bautizado Macrobat que consta de una pequeña cabina como para dos tripulantes, alas triangulares que recuerdan a las de una golondrina en pleno vuelo, equipadas con enormes  motores de triple hélice.

Y lo que más destaca es su tren de aterrizaje que son básicamente patas de ave, que en vez de dedos tendría doble ruedas de oruga como las que usan los tanques de guerra o tractores. Todo esto con una hermosa apariencia aerodinámica bastante moderna con pintura bicolor negro con rojo cromado.

Este pequeño vehículo volador entraría en la categoría de eVTOL, que tiene como característica ser un avión eléctrico y la capacidad de despegar y aterrizar de forma vertical, un término que ya hemos visto en otros proyectos más avanzados y tangibles para taxis voladores.

Tal es el caso de la compañía Dofour Aerospace que ya ha desarrollado su taxi aéreo diseñado para ser utilizado en las ciudades o en lugares donde no exista una pista de aterrizaje de suficiente longitud.

LEER
É possível ler mensagens apagadas do WhatsApp

El avión de Dofour Aerospace no fue tan lejos como ponerle patitas a su avión, más bien desarrolló alas móviles, capaces de pasar de posición horizontal, como todos conocemos, a vertical haciendo que las hélices queden mirando hacia arriba, como un helicóptero para así poder aterrizar verticalmente.

Lo que sabemos hasta ahora del primer avión con forma de ave

La startup Phractyl, al ser bastante nueva, su proyecto formulado en un bar por tres ingenieros soñadores, apenas es un concepto que se está desarrollando en forma de pequeños prototipos para poder llegar a lo que tienen en mente.

En su sitio web oficial, en el apartado de progreso, podemos ver cómo han pasado de un bosquejo, a un modelado 3D donde a lo mucho se tiene una noción sobre la explicación de que su apariencia está basada en la aerodinámica.

También comparten el concepto de la forma y funciones de las alas, que no pueden moverse como los de la competencia, pero tendrán un papel primordial en el despegue y aterrizaje “casi vertical”, además que todas las cuestiones de seguridad y rendimiento aerodinámico recaerían en ellas.

La eficiencia de su diseño ya ha sido probada en simulaciones para predecir su rendimiento en las que podrían ser situaciones climáticas reales de la zona. Luego de asegurarse de su factibilidad, al menos de forma teórica, procedieron a realizar prototipos a escala para poder realizar experimentos sobre ellas.

LEER
Una IA que te ayuda a encontrar a tu mascota perdida: SHADOW

El sistema de proposición imaginado por estos tres soñadores consiste en dos enormes motores con tres hélices de un enorme diámetro que hace dudar si realmente el pequeño vehículo podrá con todo ese peso.

Y esto también ocurrió con sus desarrolladores que no quisieron quedarse con un único concepto y planearon otras opciones paralelas a modo de disminuir el tamaño del sistema para no restarle eficiencia aerodinámica y autonomía, es decir, evitar que gaste rápidamente su “combustible” solo por cargar su propio peso.

Fuera de esto, los investigadores y científicos calculan que les podría tomar al menos 10 años poder empezar su etapa de fabricación real, que de acuerdo a sus imágenes conceptuales compartidas, podría tener apenas la mitad del tamaño de un helicóptero.

Se prevé también que pueda cargar hasta 150 kilogramos entre pasajeros y equipaje, y tendrá autonomía para poder realizar viajes de 150 kilómetros máximo a una velocidad no mayor a 180 kilómetros por hora, lo cual lo hacen bastante atractivo si al final del día el prototipo logra alcanzar dichas cifras.

Eso no es todo, también pretenden implementar un control automático que no requiera la presencia de un piloto para supervisar, ya que funcionaría a control remoto como si fuera un dron, aunque posiblemente esto lo utilizarían para mero traslado de carga, utilizando el máximo de su capacidad de carga.

LEER
Esta empresa vende actualizaciones de "caballos" extra para tu tesla

Aunque a priori se trataría de un taxi aéreo, también podría ser utilizado para otros sectores como servicio de paquetería, vehículo de emergencia para hospitales, para realizar trabajos de agricultura como suministrador de pesticidas o fertilizantes.

También sugieren su uso para realizar inspección de infraestructuras de distancias remotas como las torres eléctricas que vemos al viajar al campo, o también presas, ductos de agua, obras de carretera, mantenimiento de rieles de trenes, y otras infraestructuras que requieren constante monitoreo y mantenimiento.

También podría ser un gran aliado en el sector de seguridad privada para altos ejecutivos o personas importantes que pueden sufrir de asaltos al transportarse por carretera, volar en este taxi aéreo de forma privada disminuiría ataques menores, al igual que el caso de transporte de carga valiosa, entre muchos otros que requieran un pequeño avión todo terreno y compacto.

Uno de los objetivos más codiciados de este proyecto es alcanzar un ecosistema de transporte eco-friendly que se alimenta por sí solo

La pequeña startup no solamente suela con traernos un avión así de novedoso, también tienen el ojo puesto en todo el ecosistema que se formaría alrededor de esta y así poder aún más beneficios para sí y otros a su alrededor.

LEER
General Motors hará rodar su coche eléctrico en la Luna

La empresa se dedicaría también a desplegar la infraestructura necesaria para la recarga y cambio de baterías en puntos estratégicos, también se harán de un sistema de demanda y clima lo más exacto posible que se actualice en tiempo real.

Se trataría de un sistema que se encargará de alimentar la base de datos en tiempo real para tener estadísticas muy exactas de cuánto tráfico de personas existen y las condiciones climáticas del momento y pronosticadas para aumentar la eficiencia y la seguridad del servicio.

Para asegurar que los pilotos sean profesionales bien preparados para cualquier eventualidad en el aire, pretenden lanzar un programa de entrenamiento de ingeniería y entrenamiento para graduados de las universidades que quieran incursionarse en esta industria.

Sin embargo, toda la información no estaría monopolizada por la empresa, pues pretenden que todos los detalles de sus vehículos voladores sean open source, creando una gran red de conocimientos compartidos con tutoriales y cursos online para que todos puedan aprender y aportar al desarrollo del Macrobat y la industria aeroespacial en general, abriendo más mercados y vías de investigación.

El apoyo a negocios locales también es algo que los motiva, pues sus servicios podrían generar empleos en la industria aeroespacial, especialmente en el área de manufacturas, abriendo la oportunidad de creación de fábricas y obtención de productos primarios, que podrían dar un empleo a cientos o miles de personas.

LEER
Protege un disco duro o USB con contraseña

Desde luego, sus características también contribuirían al uso de vehículo cero emisiones, una función que es cada vez más demandada en el mundo para disminuir la cantidad de carbono en nuestra atmósfera, la cual plantea ser 100% ecológico, aunque falta ver si también su proceso de producción lo será.

Mientras esperamos la llegada de Macrobat, ya podemos ver cómo alza el vuelo el primer taxi aéreo manufacturado

Actualmente muchas startups y empresas experimentadas alrededor del mundo ya están diseñando sus propios VTOL como Lilium en China, Air 4 de Renault en Francia, Volocopter en Corea del Sur, y la lista continúa.

Y mientras algunos se están agregando a la lista recientemente, lo cierto es que este sector ya se viene tanteado desde hace tiempo, así que no es de sorprenderse de que empresas experimentadas del sector aeroespacial ya lleven la delantera con pruebas reales.

Se presume que el primero ha sido el eVTOL de Boeing, así es, los fabricantes de los famosos aviones comerciales que llevan décadas en el aire llevándonos a diferentes destinos.

Esta vez nos traen al Boeing NeXt, una división que fue concebido luego de que la empresa absorbiera a Aurora Flight Sciences en 2017, y que se enfocaría en el transporte urbano volador que sea altamente silencioso.

LEER
SIM swapping: Robos a través de tu tarjeta SIM, descubre cómo evitar caer en ella

En el canal oficial de YouTube de Boeing ya podemos ver las pruebas de vuelo realizadas donde han podido elevar al vehículo exitosamente de forma vertical aunque aún un poco lento, pero que se irá puliendo cada día más.

Al igual que el Macrobat, el pequeño Boeing urbano también podrá ser pilotado de forma remota, sin embargo, no podrá viajar tan lejos con solo 80 kilómetros de autonomía, haciendo al Macrobat africano muy atractivo para su sector, así que tienen tiempo de sobra para desarrollarse sin que sus rivales puedan alcanzar su eficiencia.

Lámparas que avisan cuando el ruido ambiental es demasiado fuerte

Las nubes de Marte se cristalizan y dan este increíble espectáculo