El mito bíblico de Sodoma pudo haber sido inspirado en el posible impacto de un meteorito

La historia bíblica de Sodoma y Gomorra es una advertencia sobre las consecuencias destructivas del pecado. Sodoma y Gomorra fueron ciudades mencionadas en el Génesis, notorias por su flagrante pecado. Génesis 18: 20-21 dice: “El clamor contra Sodoma y Gomorra es tan grande y su pecado tan grave que bajaré y veré si lo que han hecho es tan malo como el clamor que me ha llegado. Si no, lo sabré”.

Cuando Abraham se enteró del plan de Dios para destruir las ciudades de Sodoma y Gomorra, le preguntó a Dios si los perdonaría, si podía encontrar cincuenta personas piadosas e inocentes.

Dios le asegura a Abraham que si encuentra a cincuenta justos, perdonará la ciudad por su bien. Abraham luego pregunta acerca de un número cada vez menor hasta llegar a diez personas cuando Dios responde: “Por el bien de diez, no lo destruiré”. (Génesis 18:32).

Según el diccionario de la biblia de Smith, Sodoma era una de las ciudades más antiguas de Siria. Se menciona comúnmente en relación con Gomorra, pero también con Adma y Zemboim, y en una ocasión con Bela o Zoar. Evidentemente Sodoma era la ciudad principal del asentamiento.

Después de dejar a Abraham, los ángeles de Dios llegaron a las puertas de Sodoma y Gomorra, donde fueron recibidos por el portero Lot. Rogó a los ángeles que se reunieran con él en su casa para poder lavarles los pies y servirles una comida.

LEER
El parque temático de Súper Nintendo, pospone su inauguración

Los ángeles estuvieron de acuerdo y fueron a la casa de Lot. Lot era un extranjero en el reino de Somera y no sucumbió a los pecados lujuriosos y degenerados que abundaban en la ciudad.

Uno de los pecados más frecuentes en Sodoma fue la homosexualidad, al tener relaciones sexuales con otros hombres y niños. Sodoma es donde obtenemos el término “dofomia y somitas” llamado así por este pecado generalizado de la ciudad.

El relato de la destrucción de Sodoma y Gomorra

Después de que Lot no pudo convencer a sus yernos de que se fueran de la ciudad, huyó de Sodoma con su esposa y sus dos hijas, alentados por los dos anteles a que el Señor los cuidaría. Los ángeles primero le dicen a Lot que huya a las montañas, pero Lot solicita que su familia vaya a una ciudad cercana, llamada Zoar, para asegurar su supervivencia.

Según comentarios bíblicos como la Biblia de estudio NVI Zondervan, la esposa de Lot se convirtió en una columna de sal cuando miró hacia atrás “por desobedecer la instrucción de no mirar atrás”. Su acción sugiere que se identificó con la gente de Sodoma. Su incapacidad para huir del castigo de Dios se convierte en una vivida advertencia para los demás.

LEER
Shuudan Koudou o el arte japonés de caminar sincronizado

La historia de Sodoma y Gomorra, del que no hay evidencia de su existencia salvo en las escrituras bíblicas, sirve desde entonces como lección de las consecuencias del pecado y la ira destructiva de Dios.

Nuevos hallazgos sugieren que la “ira de Dios” se pudo tratar de un meteorito que alguien divisó en aquella época

Mientras los habitantes de una antigua ciudad del Medio Oriente ahora llamada Tall el- Hammam realizaban sus actividades diarias un día como hace 3.600 años, no tenían idea de que una roca espacial helada invisible se acercaba a ellos de aproximadamente a 38.000 millas por hora o su equivalencia 61.000 kilómetros por hora.

Destellando a través de la atmosfera, se estima que la roca explotó en una enorme bola de fuego a unas 2.5 millas (4 kilómetros) sobre el suelo. La explosión fue unas 1.000 veces más potente que la bomba atómica de Hiroshima.

Los conmocionados habitantes de la ciudad que la miraron pudieron quedar cegados al instante. La temperatura del aire se elevaría rápidamente por encima de los 3.600 grados Fahrenheit, unos 2.000 grados Celsius. La ropa y la madera estallarían inmediatamente en llamas. Las espadas, lanzas, adobe y cerámica comenzarían a derretirse. Casi de inmediato, toda la ciudad se incendió.

LEER
Los múltiples obstáculos que no nos permiten superar la crisis de los microchips

Unos segundos más tarde, la onda de choque masiva se estrelló contra la ciudad. Moviéndose a unas 740 millas por hora, era más poderoso que el peor tornado jamás registrado. Los vientos mortales pudo haber azotado la ciudad, demoliendo todos los edificios.

Se estima que cortaron a los 12 metros superiores del palacio de 4 pisos y arrojaron los escombros desordenados al siguiente valle. Según la teoría, ninguna de las posibles 8.000 personas o animales dentro de la ciudad sobrevivió; sus cuerpos fueron destrozados y sus huesos explotaron en pequeños fragmentos.

Aproximadamente un minuto después, a 22 km al oeste de Tall el-Hammam, los vientos de la explosión golpearían la ciudad bíblica de Jericó. Los muros de Jericó se derrumbarían y la ciudad se quemía hasta los cimientos.

Todo esto suena como el clímax de una película de desastre de Hollywood ¿Cómo sabemos que todo esto sucedió realmente cerca del Mar Muerto en Jordania hace milenios?

Obtener estas respuestas requirió casi 15 años de minuciosas excavaciones por parte de cientos de personas.

 También involucró análisis detallados de material excavado por más de dos docenas de científicos en 10 estados de los EE. UU., Así como Canadá y al Republica Checa. Cuando nuestro grupo finalmente publicó la evidencia recientemente en la revista Scientific Reports, los 21 coautores incluían arqueólogos, geólogos, geoquímicos, geomorfólogos, mineralogistas, paleobotánicos, sedimento logos, expertos en impacto cósmico y médicos.

LEER
Si crees que dibujas bien... esta IA te evalúa automáticamente!

Tormenta de fuego por toda la ciudad

Hace años, cuando los arqueólogos observaron las excavaciones de la ciudad en ruinas, pudieron ver una capa oscura de aproximadamente 1.5m de espesor, mezclada de carbón, ceniza, adobe derretido y cerámica derretida. Era obvio que una intensa tormenta de fuego había destruido esta ciudad hace mucho tiempo. Esta banda oscura pasó a llamarse la capa de destrucción.

Nadie estaba exactamente seguro de lo que había sucedido, pero esa capa no fue causada por un volcán, un terremoto o una guerra. Ninguno de ellos es capaz de fundir metal, adobe y cerámica.

Para averiguar que podría, nuestro grupo uso la Calculadora de impacto en línea para modelar escenarios que se ajustan a la evidencia. Construida por expertos en impacto, esta calculadora permite a los investigadores estimar los muchos detalles de un evento de impacto cósmico, basándose en otros fenómenos similares y detonaciones nucleares.

Parece que el culpable de Tall el-Hammam fue un pequeño asteroide similar al que derribo 80 millones de árboles en Tunsguska Rusia en 1908. Habría sido una versión mucho más pequeña de la roca gigante de millas de ancho que empujo a los dinosaurios a la extinción hace 65 millones de años.

LEER
Descubren un espacio vacío en el espacio que da pistas de cómo mueren las estrellas

La investigación reveló una variedad de pruebas notablemente amplia. En el sitio, hay granos de arena finamente fracturados llamados cuarzo impactado que solo se forman a 725.000 libras por pulgada cuadrada de presión, imagine seis tanques militares Abrahams de 68 toneladas apilados en su pulgar.

La capa de destrucción también contiene diminutos diamantoides, que como su nombre indica, son tan duros como los diamantes. Cada uno es más pequeño que un virus de gripe. Parece que la madera y las plantas de la zona se convirtieron instantáneamente en este material similar al diamante por las altas presiones y temperaturas de la bola de fuego.

¿Hubo un testigo ocular sobreviviente de la explosión?

Es posible que una descripción oral de la destrucción de la ciudad se haya transmitido durante generaciones hasta que se registró como la historia de la Sodoma bíblica. La Biblia describe la devastación de un centro urbano cerca del Mar Muerto: piedras y fuego cayeron del cielo, más de una ciudad fue destruida, un denso humo se elevó de los incendios y los habitantes de la ciudad murieron.

¿Podría ser este un relato antiguo de un testigo ocular? Si es así, la destrucción de Tall el-Hammam puede ser la segunda destrucción más antigua de un asentamiento humano por un evento de impacto cósmico, después de la aldea de Abu Hureyra en Siria hace más de 12.800 años. Es importante destacar que puede ser el primer registro escrito de un evento tan catastrófico.

LEER
Los mejores videojuegos que recordar de esta década (I)

Lo que da más miedo es que es casi seguro que no será la última vez que una ciudad humana se enfrente a este destino.Las explosiones de aire del tamaño de Tunsguska, como la que ocurrió en Tall el-Hammam, pueden devastar ciudades y regiones enteras, y representan un grave peligro en la actualidad.

 En septiembre del 2021 hay más de 26.000 asteroides cercanos a la Tierra conocidos y un centenar de cometas cercanos a la tierra de periodo corto. Uno inevitablemente chocará contra la Tierra, millones más permanecen sin ser detectados, y algunos pueden dirigirse ahora hacia la tierra.

Se aproxima serie basada en «Un mundo feliz»

Lámparas que avisan cuando el ruido ambiental es demasiado fuerte