Crean un material nuevo hiperfluorescente

SMILES es el nombre con el que se ha bautizado al material más brillante que se conoce hasta ahora, pero pese a que es un nuevo descubrimiento, se dice que su origen se remonta a más de cien años.

Los colores fluorescentes se volvieron muy populares en la década de los 80s, los cuales fueron utilizados en toda clase de producciones para la moda joven, y seguramente podemos considerar esta época como la de los colores más intensos, teniendo en cuenta que antes y después de esta era, los colores oscuros y pálidos fueron la moda.

Y aunque esta intensidad de color es mejor conocida como el «arruina ojos» como broma entre los jóvenes por el color tan brillante que puede ser algo incómodo de ver en ciertas circunstancias de luz, lo cierto es que ahora se ha podido reproducir colores fluorescentes más resplandecientes que los que conocemos en la actualidad.

El origen de SMILES, los colores hiper fluorescentes del momento

Ha sido la revista científica Chem quienes han publicado un estudio donde se logró fabricar materiales de colores fluorescentes más brillantes que jamás se haya visto, y todo gracias a la tecnología novedosa de las impresoras 3D.

LEER
Los 50 videojuegos más difíciles de la historia (I)

De hecho, SMILES no fue un nombre al azar que se le haya otorgado por hacer sonreír a las personas, sino que son las siglas del proceso realizado para la fabricación de estos materiales a base de estructuras de moléculas que son iónicamente aislados.

Como resultado, pequeños cristales en forma de estrella son los que han podido hacer que los materiales fluorescentes normales adquieran un brillo bastante intenso.

Y seguramente te estarás preguntando cuál es el propósito de que un montón de científicos crearan uno de los colores menos favoritos en la actualidad pero extra brillantes. Resulta que esta creación podría servir para fines de avances científicos.

Tecnología basadas en la iluminación, desarrollo de otros tipos de láseres e incluso el mejoramiento de las celdas solares, son algunos de las áreas que podrán verse beneficiadas con el uso de SMILES.

El problema de desactivación fluorescente de hace 150 años se resolvía con SMILES

Hace 150 años, cuando los científicos se encontraron con el problema de la desactivación fluorescente, es decir, un fenómeno que provoca que las moléculas dejen de brillan cuando interactúan entre sí bajo ciertas condiciones, y debido a que el objetivo es encontrar la mayor intensidad de luz posible, debían de encontrar una manera de solucionar este problema.

LEER
Sensores internos de tu smartphone que desconoces por completo (I)

En la actualidad se retomó este antiguo problema, y gracias a la tecnología actual es que los científicos han podido crear SMILES, una mezcla de moléculas fluorescentes con forma de estrellas. Cuando un material se vuelve sólido, las moléculas brillantes son capaces de adherirse a él.

Las moléculas en forma de estrella también llamado macrociclos de cianoestrellas, son capaces de otorgarle a un objeto la capacidad de absorber mucha más luz que cualquier otro objeto conocido, para luego irradiar su propia luminosidad a una escala mayor.

La luminosidad es un factor muy codiciado en la ciencia actual

Como mencionamos antes, SMILES vendría a revolucionar algunos aspectos tecnológicos y científicos gracias a esta maravillosa creación pero, ¿qué significa esto exactamente?

El sector de la bioimagen sería uno de los beneficiados con SMILES, ya que esta disciplina se encarga de obtener imágenes en tiempo real de estructuras tan pequeñas como una célula o molécula.

Pero no se trata de un microscopio más potente, sino de técnicas que permitirían saber qué ocurre en las entrañas de una célula sin tener que invadirlas, algo altamente codiciado porque hasta la fecha no se ha podido descifrar muchas cosas de los organismos vivos y moleculares incluso con la tecnología tan moderna.

LEER
China prueba un prototipo de alta capacidad que pone nervioso al resto del mundo

Mientras que actualmente nos limitamos a conocer cómo luce una enfermedad y cómo funciona hasta cierto punto, con la bioimagen se podría saber incluso qué genes de las personas son las responsables de la aparición de dicha enfermedad, qué proteínas o sustancias toman relevancia y muchas cosas más.

Sería abrir una puerta mucho más grande hacia nuevo conocimiento a nivel biológico molecular, medicina y mucho más.

Y el sector de energías limpias que tanto hace falta que se impulse en nuestro planeta también se vería beneficiada, impulsando el diseño de paneles solares que sean capaces de absorber la luz solar de una forma mucho más efectiva y rápida. Todo un avance para la ciencia.

En la luna sí, pero protegidos contra radiación

Si crees que dibujas bien… esta IA te evalúa automáticamente!