Adiós al todo gratis: Internet empieza a cobrar por todo gradualmente

Las mentes generosas que hicieron posible el internet que conocemos hoy en día, siguieron la misma filosofía de quienes la hicieron posible: tener una red alrededor del mundo para poder compartir información de forma instantánea y así dar lugar a una nueva era de la humanidad.

Seguramente se imaginaron personas intelectuales de instituciones, profesionales, gurús e investigadores en traje enriqueciendo el internet y a las personas que entraran en él, pero nada más lejos de la realidad.

Una vez que este espacio dejó la burbuja del mundo académico e intelectual, pasó a manos del resto del mundo donde encontramos artistas, personas de negocios, y por supuesto, troles, estafadores y mucho más.

Poco a poco los espacios se fueron transformando, permitiendo un nuevo mundo en el ámbito digital, donde las personas empezaron a transitar como avenida principal de compras en navidad, pero todos los días.

Empresas querían estar a la vanguardia del nuevo mundo digital, donde más que tratar de conseguir beneficios, simplemente pensaban que estar presentes en internet les daba reputación.

Fue así como el internet se empezó a llenar de servicios increíbles al alcance de todo el mundo, como Hotmail, el servicio de correo electrónico que prácticamente todo el mundo utilizaba, y ofrecía un almacenamiento de 2 MB totalmente gratis (en aquél tiempo era mucho).

LEER
Se supera el record de velocidad de Internet

Con 8.5 millones de suscriptores a un año de su lanzamiento, los usuarios no dejaban de registrarse y usar sus servicios. Solaris, el entonces dueño de este servicio estaba feliz de ser tan popular.

Y entonces empezamos a ver un fenómeno que hasta ahorita solo habíamos visto en el mundo real, que consiste en que una empresa grande absorba una pequeña con mucho potencial, y así hacerse de un nuevo miembro que le traiga ganancias.

Fue así como Microsoft vio la oportunidad y conquistó rápidamente a Solaris que no estaba ganando nada, con 400 millones de dólares a cambio de Hotmail, desde luego ganando mucho más cuando empezó a vender a los usuarios más capacidad de almacenamiento.

Las empresas que movieron sus habilidades de negocio para el mundo digital, dieron una clara lección a todos aquellos servicios digitales, que estaban muy equivocados al ofrecer las cosas gratis, que había una oportunidad de hacerse millonario si su idea era destacable.

Ahora los servicios gratuitos ofrecían opciones de mejoras de pago, las de un solo pago pasaron a ser membresías, y otras prácticamente cerraron sus puertas si no estabas dispuesto a pagar.

Servicios digitales que se volvieron de pago a través de los años

YouTube

Aunque aún podemos ver contenidos totalmente gratuitos, no vamos a negar que cada vez se haga más difícil y molesto al tener que comernos todos los anuncios que salen cada minuto en el vídeo.

LEER
General Motors hará rodar su coche eléctrico en la Luna

Qué tiempos aquellos cuando podíamos escuchar música de nuestros artistas favoritos, o esos sonidos naturales relajantes para ir a dormir, o los clásicos vídeos de música para estudiar o ser más productivo.

Ahora todos estos vídeos ya han perdido su chispa y hasta su propósito cuando sin interrumpidos por comerciales ruidosos y algunos hasta nada placenteros.

Y las cosas empeoraron, ya no solo eran los pocos canales que monetizaban sus vídeos, ahora YouTube se tomaba la libertad de poner comerciales hasta a los vídeos de canales que no deseaban monetizar para no molestar a sus usuarios con anuncios, ¡todo un abuso!

Si bien nadie nos obliga a pagar por YouTube Premium, la empresa pareciera que cada día quiere hacer más difícil ver sus contenidos tranquilamente desde la gratuidad, está empeñado a exprimir hasta el último centavo a su plataforma a cuestas de sus fieles usuarios.

Facebook

Esta popular red social decidió un día llenar cada espacio y esquina de anuncios publicitarios, haciendo cada vez más «ruido» visual en una plataforma ya de por sí caótica.

Fue una verdadera tortura al comienzo cuando los anuncios ni siquiera estaban categorizados de acuerdo a los intereses de los usuarios, así que era frecuente que a una usuaria de 12 años terminara viendo anuncios de cuchillas de afeitar para hombre o de tarjetas de crédito.

LEER
Facebook listo para monopolizar el Metaverso, autoridades regulatorias lo vigilan

Afortunadamente Facebook terminó corrigiendo esto haciendo los anuncios cada vez más útiles para nosotros, pero sin dejar de ser molestos. Ahora Facebook es una de las plataformas donde toda empresa o negocio quiere estar, facilitando hasta herramientas para realizar campañas publicitarias de pago (Facebook Ads).

A pesar de haber ofrecido un espacio para las personas que deseaban llevar sus pequeños negocios al mundo digital de Facebook con el Marketplace de forma gratuita, ni siquiera se ha encargado de impulsarlo como lo hace con Facebook Ads.

¿Notaste cuando Facebook eliminó su slogan de “Es gratis y siempre lo va a ser”?

Adobe Creative Cloud

La paquetería de Adobe de por sí nunca fue muy asequible para la mayoría de los profesionales quienes querían pagar por los mejores programas para su trabajo. Aun así hacían lo posible por adquirir ese preciado disco con Photohop, Ilustrator, Reader y otros programas que empezaron a ser necesarios en las empresas del nicho.

Pero piratear los programas de Adobe era bastante fácil, y hasta era frecuente encontrarlos en los mercados negros de algunas ciudades. Fueron tiempos difíciles para Adobe que estaba año con año desarrollando programas cada vez más avanzados para simplemente terminar teniendo pérdidas.

LEER
Exchange y el fallecimiento del CEO con 120 millones de euros en criptomonedas

Fue así como nació Adobe Creative Cloud por ahí del 2012 que vendría a sustituir al Creative Suite, que traía consigo un modelo de compra totalmente diferente a través de una suscripción.

Los programas ya no tendrían un precio fijo, sino un monto mensual por toda la paquetería, y lo peor de todo es que tenían precios exorbitantes para ser una mensualidad.

Inició con casi 50 dólares al mes por tener acceso a toda su suite aunque los usuarios ni siquiera utilizaban la mitad de ellos. Ahora las pequeñas agencias de diseño, estudiantes o recién egresados de diseño que trataban de brillar como independientes, entre otros, fueron expulsados del paraíso al no poder costearlo.

Aunque para las grandes empresas fue simplemente un cambio molesto, para los pequeños creativos fue un ultimátum, viéndose obligados a buscar las opciones gratuitas que aún rondan en internet pero que no les iban a dar los mismos resultados.

Por fortuna, aún hay buenos samaritanos en internet que ofrecen programas alternativos totalmente gratis y que en la actualidad ya no tienen nada que envidiarle a Adobe, algunos hasta lo han sobrepasado en cuestiones de practicidad.

LEER
Los consejos para escoger la batería externa adecuada

Flickr

También este banco de imágenes que fue muy popular hace ya varios años, empezó a contemplar ofrecer un plan mensual de 6 dólares al mes para ofrecer herramientas interesantes como una aplicación para ordenadores de escritorio con carga automática de fotos.

Ya no es una opción para respaldar nuestros preciados recuerdos o aquellas fotografías que necesitamos para nuestro trabajo, pasando de 1 terabyte de memoria, a mil fotografías de calidad alta.

Si quieres tener más espacio tendrás que optar por la suscripción Pro o buscar una mejor alternativa, aunque actualmente ya sera prácticamente imposible de encontrar alguna.

Google Fotos

De lo anterior nos dimos cuenta cuando el mejor servicio de almacenamiento gratuito de fotos anunciaría que ya no tendría espacio ilimitado gratuito apenas este 2020.

Sí, se trata de Google Fotos que tenía como ventaja el estar presente prácticamente en todos los teléfonos Android, así que los cientos de fotos eran respaldados automáticamente en la nube de Google donde estarían a salvo y no consumiría nuestro limitado almacenamiento de nuestro móvil.

Ahora solo podremos almacenar hasta 15 GB de fotografías, un monto demasiado bajo en la actualidad, especialmente con la llegada de teléfonos de grandes rangos de pixelaje y vídeos en 4K.

LEER
Como leer un mensaje borrado de WhatsApp

Ahora 100 GB de almacenamiento que sigue siendo nada, costará 20 euros al mes, mientras que los profesionales que necesitan teras de almacenamiento, tendrán acceso a 2 TB a casi 100 euros al mes.

Desde luego, todo el mundo empezó a buscar alternativas de almacenamiento en la nube para sus teléfonos, pero ya prácticamente todos los que conocemos y que valen la pena han pasado a ser de pago.

Y así podríamos ir citando todos aquellos servicios que nos brindaron años de increíble servicio gratuito y ahora tenemos que desembolsar. Si bien muchos usuarios estuvieron dispuestos a pagar las mensualidades de sus servicios favoritos, esta práctica tan común ha empezado a significar un agujero en los bolsillos de los usuarios, donde ahora tiene que pagar todo, en todo el momento.  Y ya ni siquiera podemos confiarnos de aquellos servicios que permanecen gratis o tienen versiones gratuitas, pues el negocio de compra-venta de datos de los usuarios entre empresas es una práctica muy común que muchas veces hasta sucede a nuestras espaldas, usando la gratuidad de un servicio como una carnada.

Ventanas con cancelación de ruido para ciudades ruidosas y muy calientes

¿Publicidad mientras sueñas? Cervecera quiere que hasta sueñes con su marca